Conciliación en el tejido productivo

 

La conciliación es muy importante en cualquiera de las facetas en las que estamos. Nosotros concebimos la conciliación laboral y familiar como uno de los pilares del sistema productivo actual.

Sin conciliación la parte productiva no funciona, no hay descanso, no hay paz interior, no hay formación, no hay nada de nada porque terminamos siendo miembros de sociedades sin sentido, sin individualidades, a merced de unos pocos que dicen preocuparse de nosotros.

Desde el productor de tejidos naturales al transportista, del fabricante de tejidos al diseñador, del patronista al cortador… ese es nuestro negocio al que hay que añadirle miles de kilómetros para que el producto esté cerca del consumidor, consumidor comprometido, consumidor responsable.

De la misma forma reclamamos esa responsabilidad en darle a todo el mundo su tiempo, tiempo para mejorar, para ser mejor, para hacer mejores a los suyos, para que todos los suyos tengan una oportunidad al igual que ahora la tiene él o ella.

Nacemos en uno u otro sitio por azar, nos estamos perdiendo a personas y vidas intensas con muchas facetas que nos sorprenden. Es una gran oportunidad vivir en un país desarrollado y tener accesibles miles de servicios. No nos dejemos guiar por el consumismo compulsivo. Cada cosa que compramos nos hace más esclavos del tiempo que no podemos dedicar a lo que realmente queremos. A nuestros sueños.

Despido este post preguntando

  • ¿Qué es lo que queréis ser de mayores? lo que realmente queréis o habéis querido ser alguna vez.
  • ¿Qué es lo que actualmente sois y por qué? muchas veces la vida nos hace tomar decisiones y elegir caminos que nos separan de lo que realmente queremos hacer.
  • ¿Cuál es tu sueño a cumplir para este año? Intentémoslo, vamos a intentar llevar cerca de él o por lo menos hacer cosas para nosotros y los nuestros que nos acerquen.

Seguro que así somos un poco más felices.